loading
  • Find Us
    180 St West Side
  • Call Us Today
    (+1) - 800 - 555 - 6789
  • EMail Us Now
    contact.usa@finanzen.com

Estudiemos a los Ángeles

Si bien los ángeles no son los personajes principales de la Biblia, sí que son unos actores secundarios indispensables. En 35 de los 66 libros de la Biblia se hacen referencia expresa a los ángeles: en 18 libros del Antiguo Testamento y 17 del Nuevo.

La palabra “ángel” se emplea en 114 ocasiones en el Antiguo Testamento y 174 en el Nuevo.

Al acercarnos a la Biblia nos acercamos a la única fuente fidedigna de la verdad de Dios respecto a Su propia persona, el hombre y el mundo de los espíritus. La Biblia da testimonio y explicación del mundo de los espíritus. La Biblia da testimonio y explicación del mundo de los espíritus y penetra en el insaciable interés del hombre por lo oculto y lo sobrenatural.

La Biblia clasifica los ángeles en buenos y malos. A los buenos les llama, “escogidos” (1 Timoteo 5:21) y “santos” (Mateo 25:31). Estos ángeles adoran a Dios y le sirven con lealtad inquebrantable. Los ángeles del mal comprenden y siguen a Satanás, su líder (Mateo 25:41) y se oponen a Dios y sus siervos, ya sean humanos o angélicos.

El estudio de esta doctrina nos puede beneficiar en varias maneras:

  1. Entender la naturaleza y las actividades del mundo de los espíritus.
  2. Obtener confianza y seguridad.
  3. Apreciar la santidad de Dios y su justicia.
  4. Poner de manifiesto la gracia de Dios.
  5. Estimular nuestra vida cristiana.