loading
  • Find Us
    180 St West Side
  • Call Us Today
    (+1) - 800 - 555 - 6789
  • EMail Us Now
    contact.usa@finanzen.com

¿Quién es Jesús?

Mas él callaba, y nada respondía. El sumo sacerdote le volvió a preguntar, y le dijo: ¿Eres tú el Cristo, el Hijo del Bendito? Y Jesús le dijo: Yo soy; y veréis al Hijo del Hombre sentado a la diestra del poder de Dios, y viniendo en las nubes del cielo. Marcos 14:61 y 62.

Hoy mas que nunca las personas se hacen esa pregunta

¿Quién es Jesús?

Josh Blair ha calculado que todas las personas que han existido desde la creación hasta nuestros días son 30 billones de personas, de esos 30 billones de personas unas pocas han sobresalido en la Tierra pero sólo una persona ha sido única, esa persona es el Señor Jesucristo.

El Señor Jesús es la persona mas odiada pero al mismo tiempo es la persona mas amada en la Tierra, Cada palabra registrada que el Señor Jesucristo dijo ha sido estudiada, analizada por Teólogos, Filósofos, Historiadores, Críticos, Sociólogos, etc. y en este momento millones de personas están estudiando lo que el dijo y no hay un solo segundo que miles de personas no esten estudiando y escudriñando acerca de Él.

¿Por qué tantas personas estudian acerca de Él? ¿Realmente existió? ¿Si existió, entonces quién es Jesús?

Jesús no es solamente la persona más famosa en la historia del mundo, sino también la más controversial; Jesús fue plenamente humano, proclamó ser Dios y ofreció pruebas más que adecuadas que avalan esa proclamación.

Veamos la Hipostática de Jesús, es decir, sus dos naturalezas: Jesús es 100% hombre y 100% Dios, para demostrar si es verdad tal proclamación estudiemos la palabra de Dios.

I. Jesús y Su condición Humana

Pasó por todos los procesos normales del desarrollo humano.

Fue concebido en el vientre de su madre por el Espíritu Santo (Mt. 1:18-20, Lc. 1:34-35).
Creció como un niño normal, es decir, fue desarrollándose en lo físico, mental y emocional (Lucas 2:40-52).
Maduró aunque andaba iniciando su ministerio a los treinta años de edad, la multitud de Jerusalén le dijo: “Aún no tienes cincuenta años”. Juan 8:57
Desplegó todos los rasgos humanos en sus necesidades referente a su físico.

  1. Tuvo hambre. Mt. 4:2
  2. Tuvo sed. Juan 19:28
  3. Experimentó cansancio. Mr. 4:38
  4. Respiraba como todo ser humano. Lc. 23:46
  5. Con base en lo emocional.
  6. Tuvo tristeza. Mt. 26:38
  7. Tuvo asombro. Mr. 6:6
  8. Tuvo dolor y enojo. Mr. 3:5
  9. Tuvo compasión. Mr. 1:41
  10. Fue tentado en todo, pero nunca pecó. (Lc. 4:1-13; Hebreos 2:18, Hebreos 4:15)
  11. El versículo más corto, habla profundamente de la humanidad de Jesús en su vida interior. “Jesús lloró”. Jn 11:35
  12. Jesús Murió, presenciada por mucha gente incluyendo a Juan, un pequeño grupo de seguidores, los soldados y la multitud que se burlaba (Lc. 23:43,49; Juan 19:25-27), confirmada por los verdugos profesionales de Roma (Juan 19:32-34), fué sepultado conforme a la costumbre de la epoca en una tumba ( Juan 19:38-41).

¡IMPOSIBLE SER MAS HUMANO QUE ESO!

Pero también tuvo una condición Divina, demostremos a la luz de la Biblia tal afirmación.

II. Jesús y Su condición Divina (Deidad)

A la luz de la Biblia se nos dice del Logos Encarnado, Cristo se nos revela no solo como siendo preexistente a la creación, sino eterno. En el principio era con Dios y también El era Dios (Juan 1:1-3) . Que sea con Dios, requiere una diferencia personal dentro de la Divinidad, que sea Dios, requiere que esté incluido en la Divinidad.

En otros pasajes del Nuevo Testamento le atribuyen a Jesús términos y títulos que son claramente títulos divinos:

  1. Dios le otorga el título preeminentemente divino Señor (Filipenses 2:9-11)
  2. Como Hijo de Hombre, Jesús dice ser el Señor del día de reposo (Marcos 2:28) y de tener autoridad para perdonar pecados (Marcos 2:1-12) y acepta la adoración de Tomás cuando le confiesa “¡Señor mío, y Dios mío!” (Juan 20:28), ni sus discípulos, ni los ángeles aceptaron adoración (Apocalipsis 22:8-9).
  3. El Apóstol Pablo nos dice que en Él (Jesús) habita toda la plenitud de la divinidad (Colosenses 1:19) y que Jesús es más alto que los ángeles. Adorar a un ángel o a cualquier creatura, no importa la exaltada que sea, es violar la prohibición Bíblica en contra de la idolatría (Exodo 20:4).

III. ¿Quién decía ser Jesús?

Permítame ejemplificarlo de la siguiente manera, imaginemos que estuvieran con nosotros algunos personajes de la Biblia y a cada uno le haríamos la siguiente pregunta ¿Quién es Jesús?

  • Juan el Bautista, ¿Quién es Jesús?, El dice: “El Cordero de Dios” (Juan 1:29)
  • Apóstol Pedro, ¿Quién es Jesús?, El dice: “Tú eres el hijo del Dios viviente” (Juan 6:69). Hasta aquí usted podrá decir ¡aaaaaaaah! pero son seguidores de Jesús; bueno entonces preguntémosle ahora a dos de sus enemigos.
  • Centurión Romano, ¿Quién es Jesús?, El dice: “Verdaderamente este hombre es el hijo de Dios” (Mr. 15:39)
  • Demonio, ¿Quién es Jesús?, El dice: “El Hijo del Dios Altísimo” (Mr. 5:7; 3:11). Si aún así no le es suficiente, entonces preguntemosle directamente al Dios del Universo.
  • Dios Padre, ¿Quién es Jesús?, El dice: “Tú eres mi Hijo amado; en ti tengo complacencia” (Mr. 1:11). Ahora preguntemosle a Jesús.
  • Jesús, ¿Quién dice ser Usted?, Jesús dice: “Antes que Abraham fuese, Yo Soy” (Juan 8:58)

Jesús expresó repetidas veces que Él era Dios. Jesús es el único que ha declarado ser Dios, ningún otro ha dicho esa declaración: ni Moises, ni Confusio, ni Mahoma, ni Buda, ¡Nadie más!
Él dijo ser Jehová (Yavè – YHWH) era un nombre tan santo que el judío no lo pronunciaba, se dice que los judíos cuando transcribían el Torah (Ley de Moises) y llegaban a la palabra YHWH antes de escribirla realizaban una ceremonia especial que consistía en lavarse las manos por que no eran dignos de escribirla, ni pronunciarla. YHWH es el nombre revelado a Moises, cuando Dios dijo: “YO SOY EL QUE SOY” (Exodo 3:14), y su significado tiene que ver con la auto-existencia de Dios. YHWH solo se emplea para referirse al único Dios verdadero. Isaías escribió: “Así dice Jehová: Yo soy el primero, y yo soy el postrero, y fuera de mi no hay Dios. Yo Jehová; este es mi nombre; y a otro no daré mi gloria, ni mi alabanza a esculturas” (Isaías 44:6; 42:8).
No es extraño, a la luz de esto, que los judíos tomaran piedras y acusaran a Jesús de blasfemar cuando el afirmó ser YHWH.

Por favor, sea tan amable de comparar lo siguiente:

  • Jesús dijo: Yo soy el buen pastor (Juan 10:11). El A.T. decía: Jehová es mi pastor (Salmo 23:1).
  • Jesus proclamo ser el juez de todos los hombres (Mateo 25:31; Juan 5:27). El profeta Joel cita a Jehová que dice: Me sentare para juzgar a todas las naciones de alrededor (Joel 3:12)
  • Jesús oró: Ahora pues, Padre, glorificame tu para contigo, con aquella gloria que tuve contigo antes que el mundo fuese (Juan 17:5). Jehová del A.T. dijo: Y a otro no daré mi gloria (Isaías 42:8).
  • Jesus se llamó el novio (Mateo 25:1). El A.T. identifica de esa manera a Jehová (Isaías 62:5; Oseas 2:16).
  • Cristo resucitado dijo: Yo soy el primero y el último (Apocalipsis 1:17). Jehová dijo: Yo soy el primero, y yo soy el postrero (Isaías 44:6).
  • Jesus dijo: Yo soy la luz del mundo (Juan 8:12). El salmista declara: Jehova es mi luz (Salmo 27:1).
  • Quizá la más fuerte expresión de Jesús proclamando ser Jehová es: “Antes que Abraham fuese, Yo Soy” (Juan 8:58). Esto proclama no solo existir antes que Abraham, sino igualdad con el “YO SOY” de Exodo 3:14.

Conclusión

Jesús dijo “Yo soy”, no dijo yo fui, yo era sino dijo “Yo soy” (siempre); No hubo un tiempo que no fue o dejó de ser.

No hay duda que Jesús es Dios por que así lo dicen las Escrituras.  Ahora piense por un segundo sobre esto: El Señor Jesús (Dios) murió por usted  ¡Que persona tan maravillosa es el Señor Jesús! Se despojó de si mismo, dejó su trono para morir en la cruz por amor a usted (Juan 15:13).

Esto muestra que para Dios usted es muy especial, tanto que entregó su vida misma por usted ¡Que clase de amor es este!

El Señor Jesucristo (Dios) dió ese paso del Cielo a la Tierra para librarnos de la esclavitud del pecado, perdonarnos, limpiarnos y llevarnos al Paraíso (Cielo) juntamente con Él.

Querido amigo ven a Jesucristo, Él es el único que tiene la respuesta de cosas que en verdad importan. Él puede saciar al hombre del corazón humano. Él puede quitar el dolor de tu corazón. Él es el significado de la vida y de la muerte. Él es la respuesta del pecado del hombre. Él te da el mejor propósito para tu vida. Él es el único que puede restaurar tu corazón. Él es el que te da ánimo y aliento a tu vida.

¿Qué te detiene para entregarle tu vida a Jesús?
¿Crees que Jesús te engañaría?
¿Crees que Jesús te lastimaría?
¿Crees que Jesús no puede perdonarte? No hay pecado que Él no pueda perdonar.

No le digas no a Dios, ¿Por qué esperar otro día? si hoy mismo lo puedes hacer con tan solo una simple oración:

“Padre reconozco que necesito tu perdón por que soy pecador, perdóname, entiendo que Tú y el Señor Jesús son uno mismo, ahora por medio de la Fe como la de un niño recibo a Jesucristo como mi único Salvador y Señor personal, entra en mi vida quiero conocerte, te lo pido en el nombre del Señor Jesucristo”. ¡Amén!

Si hizo esta oración denos la dicha de conocerle y el privilegio de orar por usted, mandenos su nombre al siguiente correo: contacto@alaluzdelabiblia.com

¡Dios lo bendiga Siempre!

Por: Ps. Adrian Roger, ministerio “El amor que vale”.

Te recomendamos leer:

¿Por qué creo en Jesús?