loading
  • Find Us
    180 St West Side
  • Call Us Today
    (+1) - 800 - 555 - 6789
  • EMail Us Now
    contact.usa@finanzen.com

¿Cómo Hundir tu Nave en las Tormentas de la Vida?

como-hundir-tu-nave

Use su imaginación al leer acerca de un gran naugragio relatado por testigos oculares y experimentará el vaivén de la nave al subir y bajar las olas. Usted oirá al viento quejarse, gemir y rugir atraves de los cursos de la estela del océano. Escuchará las colisiones retumbrantes del trueno y contemplará los dedos del relampago juguetear a lo largo del firmamento. Usted observará el terror absoluto en los semblantes de estos marineros al lamentarse así mismos…

¡Vamos a perecer en alta mar!
pero verá cómo Dios los liberó y lo que dicha liberación significa para nosotros hoy en día.

¿Alguna vez se ha preguntado por qué un capítulo de la Biblia fue dedicado a un naufragio?

¿Qué nos quiere enseñar el Espíritu de Dios?

Y habiendo pasado mucho tiempo, y siendo ya peligrosa la navegación, por haber pasado ya el ayuno, Pablo les amonestaba, diciéndoles: Varones, veo que la navegación va a ser con perjuicio y mucha pérdida, no sólo del cargamento y de la nave, sino también de nuestras personas. Pero el centurión daba más crédito al piloto y al patrón de la nave, que a lo que Pablo decía. Y siendo incómodo el puerto para invernar, la mayoría acordó zarpar también de allí, por si pudiesen arribar a Fenice, puerto de Creta que mira al nordeste y sudeste, e invernar allí. Y soplando una brisa del sur, pareciéndoles que ya tenían lo que deseaban, levaron anclas e iban costeando Creta. Pero no mucho después dio contra la nave un viento huracanado llamado Euroclidón. Hechos 27:9-14

Al analizar descubrimos que estos marineros navegaron encontra de la Voluntad de Dios y existe Cinco razones del por qué lo hicieron

I. La Compulsión
Y Habiendo pasado mucho tiempo. Hechos 27:9

Estos hombres decidieron si navegar o no, así que dijeron: Hagamos algo aunque sea lo equivocado. Esto se llama conducta compulsiva.

Muchas personas actuan compulsivamente:

Dejan estudios.
Se divorcian.
Renuncian a su trabajo.
Se cambian de iglesia a otra, etc.
Dichas personas se encuentran en un lugar de indecisión y actúan sin paz o sin la voluntad de Dios. Nosotros necesitamos permanecer donde Dios nos puso hasta que Él nos diga que nos movamos.

Nosotros no perdemos el tiempo cuando esperamos a Dios (ver más de cómo esperar en Dios).

Aguarda a Jehová; Esfuérzate, y aliéntese tu corazón; Sí, espera a Jehová. Salmo 27:14

Recuerde el Espíritu Santo le guiará, nunca le empujará. Nunca tome decisiones hasta que usted no las haya empapado en oración.

II. La Consulta
diciéndoles: Varones, veo que la navegación va a ser con perjuicio y mucha pérdida, no sólo del cargamento y de la nave, sino también de nuestras personas. Pero el centurión daba más crédito al piloto y al patrón de la nave, que a lo que Pablo decía. Hechos 27:10-11

El centurión Romano a cargo de los prisionero oyó al apostol Pablo advertirles que no se hicieran a la mar pero el piloto a cargo quería proseguir a toda marcha. El centurión tenía que tomar una decisión, entre el predicador (apostol Pablo) o al experto en navegación. Él consultó con un experto y tomó una decisión contraria a la Palabra de Dios.

Por supuesto que no hay nada de malo con los expertos. Agradecemos a Dios por personas conocedoras de su campo. Sin embargo, necesitamos ir a la Palabra de Dios y asegurarnos que el consejo que recibimos está de acuerdo con Su Palabra.

Cuando usted consulta con otras personas y acata el consejo contrario a la voluntad divina, usted hundirá su embarcación

III. La Comodidad
Y siendo incómodo el puerto para invernar, la mayoría acordó zarpar también de allí, por si pudiesen arribar a Fenice, puerto de Creta que mira al nordeste y sudeste, e invernar allí. Hechos 27:12

El puerto en el que ellos se encontraban no era un buen lugar para pasar el invierno. Por eso se dijeron: “Queremos hacer lo que es mejor para nosotros”.

¡Tomemos la salida fácil!
La salida fácil es casi siempre la salida incorrecta. La Biblia nos llama a sobrellevar dificultades. El diablo aconseja: “Toma el camino fácil, no hagas nada que requiera ninguna disciplina o auto control, eso es demasiado riguroso”.

Cuando usted toma sus decisiones basándose en la comodidad, pronto estará incómodo: muy incómodo.

IV. El Consenso
Y siendo incómodo el puerto para invernar, la mayoría acordó zarpar también de allí, por si pudiesen arribar a Fenice, puerto de Creta que mira al nordeste y sudeste, e invernar allí. Hechos 27:12

El centurión consultó con el capitán de la embarcación en lugar de consultar con el Capitán del espíritu. Se dio un gran debate en la embarcación, así que el centurión anunció: “Pongámoslo a votación, ¿Cuántas personas piensan que debemos zarpar? Entonces la mayoría levantaron su mano”.

No tome decisiones por mayoría de votos. La mayoría o consenso general casi siempre está errada.

No se conforme con la opinion de la mayoría, ignorando consultar la mente, la Palabra y la voluntad de Dios.

V. Las Circunstancias
Y soplando una brisa del sur, pareciéndoles que ya tenían lo que deseaban, levaron anclas e iban costeando Creta. Hechos 27:13

¿Qué significa eso?
que por compulsión, consulta, comodidad y consenso tomaron la determinacion de salir a la mar. Entonces llegó el golpe de gracias. Alguien dijo:

¡Miren eso!
Estoy seguro que debemos soltar amarras ahora. Ya está soplando suavemente la brisa del sur. ¡Qué tiempo tan maravilloso para navegar!  En otras palabras, las circunstancias sencillamente eran perfectas.

Pero, las circunstancias son la forma más engañosa de todas para hundir la nave de la vida, Muchas veces las circunstancias se ven favorables. Sin embargo, siempre se tiene que verificar que venga de Dios. Ellos simplemente verificaron el viento.

Cuando usted depende de las señales o circunstancias en lugar de la voluntad de Dios, usted descubrirá que la suave brisa del sur se convertirá en un horrible y aullador ciclón.

La compulsión, la consulta, la comodidad, el consenso y las circunstancias, se alinearon, conllevando al centurión a concluir soltar amarras encontra de la voluntad divina.

La persona sin Dios va ser lanzada fuera del curso, todos los sueños, planes, ideas y visiones simplemente se desvanecen.

Muchas personas piensan que es difícil ser creyente pero en realidad es difícil ser No creyente.

El buen entendimiento da gracia; Mas el camino de los transgresores es duro. Proverbios 13:15

El No creyente SUFRE para ir al infierno que el creyente para ir al cielo.

Querid@ amig@ quizá este sea la última reflexión que leas, quizá sea tu última oportunidad para creer que el Señor Jesucristo vino a este mundo y fue crucificado, muerto, sepultado y resucito al tercer día; (1 Corintios 15:1-4) Muriendo por Tus pecados y Mis pecados por amor a nosotros. Hoy puede ser ¡tu gran día! con tan solo una simple oración:

“Señor Jesús reconozco que soy pecador y necesito Tu perdón, necesito Tu misericordia se que pusiste Tu propia vida y derramaste Tu sangre en la cruz del calvario para pagar la deuda de mis pecados; Gracias por amarme de esa manera y por que Tu moriste por mi, yo quiero vivir por ti, por eso en este momento con sincera Fe vengo a pedirte que entres en mi corazón, que tomes el control de mi vida y comiences a manifestar en ella los divinos propósitos de Tu voluntad, se mi Salvador personal y mi Señor, en Tu Santo nombre te lo pido”. ¡Amén!

Si hizo realmente esta oración queremos conocerle y tener el privilegio de orar por usted, contactenos en: contacto@elcieloenlatierra.org.mx  o dando clic en el siguiente enlace

¡Dios te bendiga ricamente!

Por: Ps. Adrián Roger