loading
  • Find Us
    180 St West Side
  • Call Us Today
    (+1) - 800 - 555 - 6789
  • EMail Us Now
    contact.usa@finanzen.com

La inmutabilidad de Dios

inmutabilidad de Dios

¿Qué quiere decir la inmutabilidad de Dios?

La palabra inmutabilidad proviene del griego “aparábatos” y “ametsádsetos”.

 

Palabras en griego

aparábatos. Heb. 7:24.

Diccionario Vine lo traduce como: inmutable, inalterable, inviolable, intransferible e intransmisible. 

Diccionario strong lo traduce como:  intransferible(perpetuo) e inmutable.

ametádsetos. Heb. 6:17,18.

Diccionario Vine lo traduce como:  no cambia.

Diccionario strong lo traduce como: inmutable.

 

 

Definición

“Inmutabilidad es que la perfección de Dios no cambia”. [Swanson, James], Nuevo índice de temas de la Biblia de Nave.

 

[Emmanuel Carreón, Septiembre 2018]

 

Texto: Salmo 102: 24-27
Texto Paralelo: Hebreos 1:10-12

Toda la creación de Dios está en constante cambio pero este cambio que tiene la creación de Dios es siempre de más a menos. La mentira de la teoría de la evolución de Carlos Darwin es que el cambio es de menos a más pero Dios dice de más a menos, siempre es de bueno a malo.
El ser humano consta de una serie de cambios, desde el inicio hasta la muerte y aún más allá de ella.

Todo se acaba, todo se deteriora.

Nuestros cuerpos cambian con el tiempo.
Nuestras decisiones dependen de las circunstancias y de nuestro carácter.
La Biblia dice que la Tierra gime.
Nuestro cambio es inevitable, al contrario nosotros NECESITAMOS un cambio.

 

Todos  cambian todo el tiempo pero Dios NO. ¿Por qué? porque Dios es el principio y el fin, es decir, Él es eterno, sus atributos no crecen ni se disminuyen, para Él no hay accidentes ni sorpresas, Dios no puede mejorar por que Dios es perfecto, En Dios no hay cambio posible. Su poder es indestructible, Su sabiduría infinita y Su santidad es inmarcesible.

 

  • Dios no busca gloria.
  • Dios no busca el poder.
  • Dios no busca paz.
  • Dios no busca majestad.
  • Dios no busca autoridad.

Él es la gloria, el poder, la paz, la majestad y la autoridad. Si nosotros entendiéramos cada uno de Sus atributos podríamos decir que Él no ha cambiado ni va a cambiar.

 

 

Tenemos un Dios inmutable en su esencia o naturaleza, en sus atributos, en su consejo (su voluntad jamás cambia), en sus promesas, en sus propósitos, etc.

 

Quiero dar por lo menos 4 aspectos de la inmutabilidad de Dios.

I. Dios es inmutable en Su esencia, es decir, la vida de Dios NO CAMBIA

Salmo 93:2. Dios es eterno.
Jeremías 10:10. Rey eterno.
Romanos 1:23. El Dios Incorruptible.
1 Tim. 6:16. El único que tiene inmortalidad.
Salmo 90:2. Antes que formase las cosas, Él ya existía.
Salmo 102:26,27. El permanece para siempre.
Isaías 48:12. Él es el Alfa y la Omega.
La vida de Dios no envejece, Su vida ni crece ni se deteriora, No adquiere nuevos poderes, no madura ni se desarrolla, No aumenta en sabiduría ni en fuerza, No puede experimentar un cambio para bien ni para mal.

 

Las criaturas experimentan cambios por que lo necesitamos PERO DIOS es inmutable. Heb. 7:16

 

II. Dios es inmutable en Su carácter.

“YO SOY EL QUE SOY”. Éxodo 3:14

Ese nombre es la declaración de Su existencia autónoma y de Su eterna inmutabilidad.

Ciertas acciones o hasta una enfermedad pueden cambiar el carácter o comportamiento de los hombres pero nada puede cambiar el carácter de Dios.

Por ejemplo:

Una persona equilibrada puede volverse amargada y excéntrica.
Una persona de buena voluntad puede hacerse cínica e insensible
Una persona moral puede volverse inmoral, por que dependemos de muchos factores desde lo físico hasta lo espiritual PERO DIOS  Jamás se vuelve menos verás, Nunca es menos misericordioso, Menos justo o menos bueno. El carácter de Dios siempre es EL MISMO, el carácter de Dios es incambiable.

 

III. Dios es inmutable en Sus promesas

Núm. 23:19. Dios no es hombre para que mienta.

Existen por lo menos mas de 1800 promesas que Dios ha hecho.

Algunas de las promesas de Dios son:

Deuteronomio 4:31. El no te abandonará, ni te destruirá, ni se olvidará del pacto que juró.
2 Timoteo 2:13. Si fueran infieles Él permanece fiel.
Isaías 54:10. No se apartará de ti mi misericordia.
Lamentaciones 3:22. Es por la misericordia del Señor que no hemos sido consumidos.
Juan 31:3. Con amor eterno te he amado.

El Dios que dijo: Nunca te dejare, Volveré otra vez y Estaré con ustedes hasta el fin del mundo.. El Dios que hizo estas promesas no ha cambiado.

La verdad de Dios no ha cambiado, el hombre con frecuencia miente y llega un punto que no puede sostener más su mentira PERO DIOS Su Palabra es inquebrantable, es incambiable y son inalterables.

Isaías 40:6. Permanece para siempre.
Salmo 119:89. Palabra es para siempre.
San Juan 10:35. Su Palabra no puede ser quebrantada.
Pero Dios también prometió que:

Ezequiel 18:20. El alma que pecare esa misma morirá.
Dios dijo: que Su amor perdura por todas las generaciones pero si rechazas ese amor no tendrás vida.
Podríamos crear el siguiente SILOGISMO: Dios no cambia y Dios ha hecho promesas, por lo tanto, Sus promesas no cambiarán.

Las promesas son seguras dependiendo de quien las haga. Es una seguridad saber que tenemos un Dios inmutable que lo que ha prometido lo cumplirá. Salmo 100:5

¿Por qué dudamos de Dios ante una adversidad?
En mi opinion yo creo que es por que no conocemos realmente quién es Dios, por tal motivo cometemos el pecado de incredulidad.

Dios es inmutable por eso es totalmente digno de confianza. Jeremías 17:7

 

IV. Dios es inmutable en Su propósito

Salmo 33:11. El consejo de Dios permanece para siempre.
Proverbios 19:21. El consejo del Señor permanecerá.
Ezequiel 24:14. El Señor lo que ha dicho lo hará.
1 Samuel 15:29. El Señor no mentirá ni se arrepentirá por que no es hombre para que se arrepienta.
Isaías 46:9. Él es Él único Dios.
1 Timoteo 1:9. Su propósito fue desde antes del principio de los siglos.
Dios es inmutable en Su propósito por que Dios no cambia Su pensamiento.

“Dos cosas hace que el hombre cambie de parecer y modifique sus planes, la falta de visión para anticipar algo o la falta de visión para ejecutarlo”. — A.W. Pink.

PERO DIOS es omnisciente y omnipotente jamás modifica Sus planes.

Sus planes son hechos mediante un conocimiento y control pleno y perfecto, no están sujetos bajo una circunstancia en un punto del tiempo, sus planes se expanden en un pasado, presente y futuro. Dios no puede ser sorprendido. Lo que Dios hace en el tiempo del ser humano, Él lo planea en Su eternidad.

Algunas personas citan los siguientes textos para debatir que Dios es cambiable:

Moisés intervino en oración y Dios no le hizo a Israel lo que había planeado hacerle.
Ezequías oró y Dios añadió 15 años de vida. 2 Reyes 20.
Dios dejó con vida a los Ninivitas y Dios ya había dicho que los iba a castigar. Jonás 3:10
Dios se arrepintió del mal que dijo que había de hacer a Su pueblo. Éxodo 32:14
Dios se arrepintió de haber creado al rey Saúl. 1 Samuel 15:11-29
El Señor se arrepintió de aquel mal. 2 Samuel 24:16
El Señor se arrepiente del castigo. Joel 2:13
Dios se arrepintió de haber hecho al hombre. Génesis 6:6

¿Hay contradicciones en la Biblia? ¿Cómo Dios inmutable se puede arrepentir? ¿A caso Dios si cambia Sus planes?

Primero definamos ¿Qué es arrepentirse?

La palabra griega para ARREPENTIMIENTO es METANOIA que se compone de dos partes:

META = CAMBIO
NOIA = MENTE

Es un cambio de mente o de pensamiento. Dios no cambia su modo de pensar, Su voluntad o Su naturaleza. Cuando alguien cambia, cambia su forma de pensar y Si apelamos a la lógica podemos ver que para que alguien cambie debe de haber un punto en el tiempo donde empieza a cambiar y Dios no está sujeto al tiempo, Él es eterno. Salmo 90:2-4.

Esos textos no dicen que esa situación no había sido prevista en su plan eterno de Dios o que esa situación tomó por sorpresa a Dios. Cuando la Biblia dice que Dios se arrepintió debemos entender que es necesario conocer el tipo de lenguaje que se usa para no distorsionar lo que el autor quiere comunicar. Existe una figura literaria que se llama Antropomorfismo que se atribuye a Dios cualidades humanas, pero también hay otra figura que se llama Antropopatía que se atribuye a Dios emociones humanas como sentimientos y pasiones para comprender quién es Dios.

 

Por ejemplo:

Salmo 34:15. Pareciera que Dios tiene oídos u ojos.
Salmo 27:8. Pareciera que Dios tiene rostro humano cuando la Biblia en San Juan 4:24 Dios es Espíritu.

Cuando la Biblia dice que Dios se arrepintió debemos entenderlo que está usando ese lenguaje para comunicar que Dios se entristeció y se dolió con el pecado del hombre  pero no se arrepintió en su plan perfecto de haber creado al ser humano.

Las emociones humanas están unidas a sus imperfecciones pero las de Dios están unidas a Su Santidad. Al cambiar el hombre, su relación con Dios cambia; Dios no cambia sino su relación cambia. Es el cambio de actitud de los hombres ante el plan perfecto de Dios.

 

En esos textos Dios no ha cambiado, sino que la situación a cambiado, el cambio no fue de Dios sino del hombre hacia Dios. Si el hombre permanece en su pecado Dios aplica su justicia, si el hombre se vuelve a Dios; Dios aplica su misericordia.

 

Si Dios cambiara para bien, entonces significa que tiene carencias, si Dios cambiara para mal significa que no es perfecto.

 

“Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación”. Santiago 1:17

 

Su provisión de Dios es incambiable. Su provisión depende de su inmutabilidad. Él no es voluble, no hay variación en Él. Es una verdad irrefutable y nos da la seguridad y la confianza que jamás cambiará

“Porque yo Jehová no cambio; por esto, hijos de Jacob, no habéis sido consumidos”. Malaquías 3:6
Los propósitos de Dios son inmutables y no se pueden manipular.

 

V. Conclusión

El Señor permanece por siempre el mismo, El es perfecto en Su esencia, no sufrió un cambio cuando se unió con la naturaleza humana, no sufrió un cambio cuando tuvo esa unión hipostática. Él no cambia en Sus atributos como era el principio, es ahora y será siempre, El Dios inmutable. Él no es menos sabio y Él no tiene menos conocimiento. Él es la fuente de la sabiduría. Él sabe tanto ahora como siempre, ni más ni menos. Él tiene la sabiduría infinita. Él es inmutable en Su verdad, Él lo ha prometido y Él lo ha hecho, Él ha dicho y se hará. Él no cambia en Su bondad y generosidad de Su naturaleza, Él es inmutable en Su amor, sabiendo la iniquiquidad del ser humano, Él sabía que su amado hijo tenía que morir para perdonar al ser humano, Él amó tanto ahora como amó en ese entonces. Si tomamos cualquier atributo de Dios diríamos SEMPER IDEM “Siempre Igual”. Siempre igual en Sus planes. Siempre igual en Sus atributos, Siempre igual en Su voluntad jamás cambia, Siempre igual en Sus promesas, Siempre igual en Sus propósitos. Él es el gran YO SOY, Él es el inmutable Dios Todopoderoso, el omnisciente, el tres veces Santo “Santo, Santo, Santo”. Nadie como Él, el incomparable creador del Universo, el Magnificente, el Maravilloso, el Supremo, el Todopoderoso, a Él sea la gloria, hoy y siempre.

¡AMÉN!