loading
  • Find Us
    180 St West Side
  • Call Us Today
    (+1) - 800 - 555 - 6789
  • EMail Us Now
    contact.usa@finanzen.com

Levántate y Anda

“No tengo plata ni oro, pero lo que tengo te doy; en el nombre de Jesucristo de Nazaret, LEVÁNTATE Y ANDA”. Hechos 3:6

En el año 1984 se celebró en la Iglesia Nazaret de San Salvador, el Primer Congreso Misionero de esta naturaleza en Centroamérica. “Misión 84” tenía como meta estimular a un movimiento y a una visión misionera con impacto mundial. Deseaba que cada congresista de deferentes países fuera una chispa que encendería el fuego misionero en su propia nación. Gracias a Dios se logró y desde entonces decenas de candidatos han respondido al llamado y han estado dispuestos a ir a los no alcanzados hasta lo “último de la tierra”.

Misiones no está basada en oro o plata. Como cristianos, seguidores de nuestro Señor Jesucristo. ¿Qué es lo que tenemos?:

  • Un mensaje glorioso… que nos salva.
  • Un poder transformador… que nos levanta.
  • Un propósito en la vida… que nos hace andar.

El cojo de nacimiento sintió sus pies y tobillos afirmados y saltando se puso de pie y entró al templo. Allí siguió andando, saltando y alabando.

Así Dios extiende su mano derecha a su pueblo para que nos levantemos y andemos en obediencia a su llamado. “Levántate y anda” no es una opción; es una demanda a poner nuestra mente, corazón y voluntad a la disposición del Señor.

“Levántate y anda” es una comisión.

“Levántate y anda” es un compromiso.

“Levántate y anda” es un reto.

Es nuestra oración que cada domingo misionero usted pueda escuchar la voz de Dios y como el profeta Isaías pueda usted responder “Heme aquí, envíame a mi” (Isaías 6:6-8).